Las TICS y yo

He de reconocerlo: soy una adicta a las TIC. No sabría vivir sin Internet y, menos aún, sin ordenador. En el hueco del salón donde se situaría una televisión en cualquier casa, en la mía se encuentra el habitáculo de mi precioso iMac de 24”.

Mi experiencia con las nuevas tecnologías está directamente relacionada con la que ha sido mi profesión hasta hace pocos meses, ya que estudié Publicidad y Relaciones Públicas y un módulo superior de Diseño Gráfico. Trabajé durante dos años en el departamento de Marketing de una empresa y este trabajo implica estar al día en todos los recursos que ofrece la red. Debido a que se trataba de una gran empresa, allí manejaba a diario recursos como Twitter, Facebook, Blogspot, Skype, plataformas de subida de datos, buscadores, bases de datos de imágenes y recursos gráficos y, por supuesto, el correo electrónico. En cuanto a programas de ordenador tengo nociones básicas de programación web y manejo a la perfección tanto el paquete completo de Microsoft Office (Word, Excell, Access, PowerPoint y Outlook), como el de Adobe
(PhotoShop, Illustrator, Flash, Indesign, PremierePro y After Effects), además de otros programas, como por ejemplo alguno de difusión de archivos por bluetooth o la plataforma de la empresa.

Por otro lado, está mi experiencia a nivel personal con las TICs. Utilizo Internet prácticamente para todo: para relacionarme con mis amigos por medio de redes sociales como Facebook; para ver películas y series, que veo directamente online, gracias a mi cuenta de Megavideo Premium; para escuchar música por medio de Spotify; incluso para buscar mi móvil cuando no lo encuentro, llamándome desde la aplicación Skype, que también utilizo para mantener videoconferencias con amigos que están lejos. Busco recetas de cocina, realizo compras por eBay de frikadas que habría tardado años en encontrar, compro discos desde Amazon y libros en la web de La Casa del Libro, estoy subscrita aun sinfín de newsletters, leo la prensa, realizo operaciones bancarias, consulto mis facturas telefónicas… podría llenar mil páginas con todo lo que Internet aporta a mi día a día.


Para mí, la Wikipedia es mi Biblia y Google el dios que todo lo sabe.

posted under , |

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal