Furia de titanes

En lo que se refiere a efectos especiales, Furia de Titanes hace correlato de la grandilocuente puesta en escena de películas como El Señor de los Anillos de Peter Jackson haciendo un notable aprovechamiento de todo el largo y el ancho de la pantalla cinematográfica. Si bien es una película dinámica en lo concerniente a la acción, ésta pierde calidad en sus momentos álgidos por la rapidez de dichas acciones, que supongo encubre los posibles defectos que la cinta contenga. En este sentido, como apasionado del cine basado en los efectos especiales -sería una incorrección decir cine de ciencia ficción-, no puedo más que pedir que o bien, si se es incapaz de llevar a cabo éstos con acierto, no se hagan o bien, si se hacen, tengan la calidad suficiente para que el resultado no sea una mancha en la pantalla donde sólo se distinguen unos cuantos brazos y piernas.
En lo que se refiere al argumento, la trama mantiene la versión más conocida del mito que es la que seguía la película original de Desmond Davis, incluso hace un guiño a la misma cuando Perseo al pertrecharse para partir en busca de las tres Grayas encuentra un búho automatizado idéntico al que aparece en la cinta de 1981. Ahora bien, me resulta curioso que el guionista no aproveche un episodio tan interesante como el de la lluvia dorada que sedujo a Dánae, que en mi opinión pudiera haber creado una escena de gran poder estético, a favor de otra en la que el supuesto marido de Dánae (en el mito no lo es) descubre la afrenta a consecuencia de la cual será, segundos después, convertido en un monstruo cuyo rendimiento en el desarrollo de la trama es mínimo . Hay más añadidos superfluos como la aparición de Io, que es argiva pero nunca estuvo en contacto con Perseo, o el desarrollo de la trama en Argos o la aparición de un Kraken, que sí que es un monstruo marino pero de la mitología escandinava.
En lo que se refiere al simple y agradable ejercicio de ir al cine para ser deslumbrado y entretenido, recomiendo sin lugar a dudas esta película por la belleza de los escenarios y los paisajes propuestos, por el coherente desarrollo de una historia que no se hace pesada, por la acertada puesta en escena tanto de dioses como de mitos (interesante ver a un Caronte enraizado en su propia barca) y por lo que de interesante tiene la pervivencia de la mitología griega aún cuando ésta sea reinterpretada, cercenada y aumentada. Espero que, si os pasáis a verla, os guste. Una última recomendación: no merece la pena ir a verla en 3D.


Luis F. Güemes
En Alicante, a 2 de Abril de 2010.

6 comentarios:

José Rovira Collado dijo...

Muy buena crítica Luis. Estoy de acuerdo totalmente con tu valoración. Es una película que me ha defraudado bastante respecto a lo mitológico y de ritmo bastante pobre.
Lo del Kraken no tiene perdón (los jóvenes dirán, "lo han copiado de Piratas").
Me gustó más Percy y el Ladrón del Rayo, ya que inventa lo necesario, pero es más respetuosa con los mitos haciéndolos más cercanos e interesantes a los jóvenes. Al principio parece una "School of Rock" de héroes y semidioses, no es así y me entretuvo mucho más que Pifia de Titanes. Quizá por ser menos pretenciosa y bueno, Uma y Rosario siempre merecen la pena.
Esta noche no sé si aguantaré hasta las 00.15 para ver la original del 81 con la Lechuza de Atenea, Harry Hamlim sin el traje de abogado y su pareja en aquella época, que es la que lo puso como protagonista y que, también Úrsula, siempre merece la pena.

José Rovira Collado dijo...

Aunque acabo de confirmar que en la del 81, también hablan del Kraken como último de los titanes aunque no tenga tentáculos :( ... revisar películas de la infancia no es siempre tan bueno. Pero me gusta más bastante más que la del 2010.

anabel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo José. Yo también he visto la película del 81 con mi sobrino esta noche (jejeje... que casualidad!) y, aunque al peke le ha gustado más la moderna, yo me quedo con la antigua, sobre todo, por su honradez y su candidez. Lo del kraken se puede perdonar en el 81 pero ahora no sé yo... Veré la de Percy y el Ladrón del Rayo a ver que tal y te comento. Nos blogeamos!

Onetwothree dijo...

A mí me ha parecido terriblemente mediocre.

Esperaba un blockbuster decente y no lo es, el diseño de personajes es cutre, cutre, el que menos el Kraken, pero las brujas son de chiste, Zeus parece un caballero del Zodiaco, y Perseo parece un Marine en Grecia además de que las escenas de los dioses parecen sacadas de un videoclip de los 80's, como decía un conocido como sacadas de un videoclip de ABBA.

La estructura de la cinta es horrorosa, parece que estuvieses viendo el desarrollo de un videojuego, es decir, tira pa' lante y boss, tira pa' lante y boss...vamos triste triste.

Hay personajes que no sirven para nada, los "domadores" de los escorpiones, o secundarios que podrían pegarse un tiro como el prota de "About a Boy" y Worthington ratificando lo mediocre que es y que casi deja por las nubes al mega expresivo Keanu Reeves.

Y que me decís del 3D de postpo? Es la cosa más triste del mundo, no se si será porque he visto bastantes pelis en 3D pero me pareció irrisorio, se ve como cuando te descargabas un screener hace 6 años, todo oscuro, con círculos de tonos en la piel y además con sensaciones de profundidad y distancia equivocas...en fin que si alguien le quedan ganas de tirar el dinero que la vea por lo menos en 2D.

En fin, una película para olvidar.

P.D. Os invito a leer otra visión sobre Furia de Titanes en mi blog.

Luis dijo...

Hola, Iván! He leído tu crítica y estoy bastante de acuerdo con todo lo que dices. De cine se ve que pilotas y me alegra poder, desde ahora, seguirte. Sólo diré que tu crítica es acida hasta la corrosión... es una manera de enfocar el tema. Sigue así! Estaré pendiente de lo que escribas. Saludos.

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal