El estudiante de Salamanca: otra mirada


"Y si caigo
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di,
cuando el yugo
del esclavo
como un bravo
sacudí."
"Canción del pirata"
-Espronceda-


Por encima de todo, don Félix es un personaje consecuente que encarna a la perfección el espíritu de libertad y rebeldía propio del Romanticismo. Allí donde el otro, el Tenorio, retrocede ante el horror de la condenación eterna, éste, gallardo y heroico, se enfrenta a toda la amplitud de su destino, pereciendo como vivió, mirando de frente la roja condena, estrechando los esqueléticos hilos de su destino. Cuantos reproches se le hagan serán validos y muchos de estos satisfarán a los más píos; pero hay algo de lo que no se le podrá acusar jamás: de haber retrocedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal