¡Hola, don Pepito! ¡Hola, don José!


Siendo como es hoy el día del padre, me gustaría hacer una pequeña reflexión en torno a este tal José, padre de Jesús, que vivió allí por lo que es hoy Israel hace unos dos mil y pico años. Y es que este sufrido hombre debió de entender que cómo su nombre significaba "Dios proveerá" pues lo que hizo fue eso mismo, esperar a que proveyera; y le proveyó de la supuesta paternidad del personaje histórico más importante que en el mundo occidental haya existido, para unos, de la de la encarnación del mismísimo Dios, para otros. Fuere uno u otro -pues no es este el caso que nos ocupa- nuestro esforzado hombre al que hoy rindo homenaje se quedó con lo de supuesto y es por ello que los Josés se llaman Pepes porque son putativos, es decir, supuestos dado que las siglas PP -política aparte- se usaban para referirse a José, padre de Jesús de Nazaret, y significaban Pater Putativus que no voy a traducir por evidente. Y esta es la cosa.
Pues nada, feliz santo a los Josés o Pepes y mi más profundo respeto por todo aquel que lleva el amor tan lejos del orgullo que es capaz de crear palabras propias, maravillosas, determinantes.
Luis F. Güemes
En Alicante, a 19 de marzo de 2010

posted under , |

2 comentarios:

José Rovira Collado dijo...

Bravo Luis Francisco,
Estupendo ejercicio de lengua. Referencias en:
http://etimologias.dechile.net/?Pepe
Y de Pater Comunitas, de un tal San Francisco de Asís salió PA CO. Es una etimología popular pero me gusta más que la otra explicación. http://etimologias.dechile.net/?Paco

Pero recordad que yo de pepe, no tengo nada y que soy José con Acento en la É (o Giuseppe della Rovere II)

Luis dijo...

Ja, ja, ja, lo recordaremos! Feliz Santo y feliz puente! (Gracias por el comentario y por la información)

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal