Descripción real e irreal de Luis Güemes

Voy a contar cómo y cuándo conocí a Luis G. Era el verano de 2009, cuando yo estaba tomando café con una amiga en el bar Harley, donde él solía ir a tomar unas cañas con varios amigos, y a reírse del mundo. Cuando entraba al bar, me llamaba la atención el verle siempre junto a dos cascos de moto (lo que supuse su afán por las motos).

Era un chico delgado, extrovertido, y parecía inteligente. ¡De tímido no tenía nada!, pensé, pues se le veía hablar y reír sin parar con sus amigos. Un día fue con un amigo, que conocía a mi amiga, y juntos los cuatro tomamos café. A partir de ahí conocí mejor a Luis, un amigo a quien le gusta la lectura de Azorín, jugar al billar y comer dulces. Un año después llegó a ser compañero de la Universidad, un ser preocupado por expresar sus sentimientos y actitudes (entre otras cosas) en todas las clases magistrales del Máster.

Beatriz Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal